Logotipo del portal corporativo de la Junta de Castilla y León; Ir a página principal
  • Inicio
  • Presentación del Módulo ganadero

Presentación del Módulo ganadero

Fuente:

Consejería de Agricultura y Ganadería

Descripción:

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha presentado el Módulo ganadero, aplicación informática que permite realizar todas las gestiones relacionadas con el registro, identificación y movimientos de una explotación de ganado vacuno, desde el propio domicilio de los ganaderos de Castilla y León.

Fecha de publicación de la Noticia:

23 de marzo de 2007

Contenido:

También muestra como novedad la posibilidad de realizar estos trámites terceras personas (Organizaciones Profesionales Agrarias, Asociaciones de ganaderos, Cooperativas, entidades bancarias, gestorías), apoyando a los ganaderos en el  manejo de las nuevas tecnologías.

Castilla y León es la primera Comunidad Autónoma que pone esta herramienta a disposición de los ganaderos. Además, desde el punto de vista de gestión administrativa permitirá ahorrar tiempo, desplazamientos, molestias y optimizar los medios humanos. E incluso el ganadero puede beneficiarse de un ahorro de las tasas, ya que a las guías generadas y los crotales distribuidos mediante el Módulo se les aplicará un descuento del 25%.

Esta nueva actuación de la Consejería de Agricultura y Ganadería se une a otras medidas novedosas adoptadas anteriormente para simplificar, en la medida de lo posible, los trámites administrativos para los ganaderos.

Así, se han reducido las cuantías a devengar, en más de un 30% de media, de las tasas ganaderas; se ha puesto en marcha un sistema telemático del pago de estas tasas directamente desde las Unidades Veterinarias sin pasar previamente por las oficinas bancarias; se implantó la "autoguía", documento que posibilita a los ganaderos determinados movimientos de animales sin desplazarse a las Unidades Veterinarias para obtener autorizaciones.

El gran número de trámites administrativos de las explotaciones ganaderas responden  a las exigencias europeas de un nuevo principio, la trazabilidad, el llamado control de la granja a la mesa, que obliga a las explotaciones a registrar cuantas materias primas entran, los animales existentes y sus incidencias, los alimentos y medicamentos que se les suministran y todos los productos que salen. Todo ello encaminado a lograr el objetivo común europeo de un desarrollo sostenible y la ineludible necesidad de garantizar al consumidor la disponibilidad de alimentos sanos, seguros y de calidad.