Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Junta de Castilla y León

Familia; drogas; mujer

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Familia; drogas; mujer

Programas dirigidos a reducir los accidentes de tráfico relacionados con el consumo de drogas

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir

Los accidentes de tráfico son una de las principales causas de mortalidad en la población joven. Dentro de los diferentes elementos implicados en este tipo de accidentes, el factor humano es uno de los que aparece como causa principal de la accidentalidad. La conducción bajo los efectos del alcohol, cannabis y otras drogas eleva de forma importante el riesgo de tener un accidente, ya que se alteran tanto la capacidad viso-motora como los tiempos de reacción.

Desde el Plan Regional sobre Drogas de Castilla y León, en colaboración con la Red de planes sobre drogas (constituida por los Ayuntamientos de más de 20.000 habitantes y las Diputaciones Provinciales de la Comunidad Autónoma, con planes locales sobre drogas) se realizan los siguientes programas de reducción de los accidentes de tráfico relacionados con el consumo de alcohol y otras drogas, que cuentan con un soporte en la evidencia a realizarse dentro de un plan integral de intervención coordinado, en la mayor parte de los casos, con las actuaciones por parte de la policía municipal y de la guardia civil con controles selectivos:

  • Dispensación responsable de alcohol (DRA)

Esta línea de intervención se dirige a empresarios y profesionales de hostelería con el fin de promover una dispensación responsable de bebidas alcohólicas. A través del programa que se ha desarrollado en Castilla y León, gracias al acuerdo con la Agencia de Salud Pública de Barcelona y a la colaboración con la asociación Promoción y Desarrollo Social, se persigue que los establecimientos de hostelería se planteen como objetivos complementarios de sus servicios disminuir los riesgos relacionados con el consumo de alcohol en sus clientes, de forma que no suministren bebidas alcohólicas a menores, ni a personas intoxicadas, y evitar que los clientes conduzcan si han consumido alcohol.

Los talleres de formación varían según se realicen con empresarios o con trabajadores. En el primer caso, tienen una duración de unas dos horas y su objetivo es la sensibilización de los propietarios para que incorporen estas actuaciones como política de empresa, dentro de las normas de la casa. Por su parte, los talleres para trabajadores tienen una duración de unas 4 horas. Con estos módulos formativos se pretende capacitar a los profesionales y al alumnado de hostelería, para realizar intervenciones preventivas trabajando habilidades de comunicación como solicitar a los menores el D.N.I. y no servirles alcohol, para persuadir a las personas intoxicadas de que no beban más alcohol y para recomendar la no conducción al cliente que ha consumido alcohol, al tiempo que se le persuade de opciones alternativas (trasporte público, taxi, avisar a otra persona…).

  • Talleres formativos de reducción de los accidentes de tráfico relacionados con el consumo de alcohol y cannabis con jóvenes de bachillerato, ciclos formativos o edades equivalentes

Los talleres de reducción de los accidentes de tráfico se desarrollan en tres sesiones y tienen como finalidad aumentar la percepción de riesgo, reforzar la idea de que la conducción es incompatible con cualquier consumo de drogas, promover alternativas de desplazamiento sin riesgo: el consumo de bebidas sin alcohol, bus-búho, taxi, etc., y potenciar habilidades de resistencia y de toma de decisiones ante la presión al consumo y/o conducir bajo sus efectos o viajar con un conductor que esté bajo los efectos de las drogas.

Los talleres se ofertan principalmente en centros educativos con el alumnado de edades próximas a obtener el carnet de moto o coche (16-18 años): bachillerato y formación profesional, primeros cursos de la universidad, o en grupos creados fuera de los centros educativos pero con población con estas edades.

  • Programas de formación en autoescuelas

Con estos programas se pretende, utilizando una metodología activa y participativa, incrementar la percepción del riesgo asociada a conducir bajo los efectos del consumo de alcohol, cannabis y otras sustancias psicoactivas, y favorecer el cambio de actitudes y de conducta que reviertan en una conducción responsable. Existen dos tipos de talleres formativos: los dirigidos a la formación del profesorado de las autoescuelas para que actúen como mediadores con el alumnado y aquellos que trabajan directamente, mediante técnicos de prevención, con los futuros conductores. La duración de esta intervención es de 90 min.

Descarga del documento tipo PDF. Abre una nueva ventanaTaller de reducción de los accidentes de tráfico relacionados con el consumo de alcohol y cannabis (1.649 kbytes)