Logotipo del portal corporativo de la Junta de Castilla y León; Ir a página principal

Mediación familiar

La mediación familiar, que tiene una regulación jurídica propia en la Comunidad de Castilla y León, es un instrumento de ayuda profesional para la búsqueda de soluciones y acuerdos cuando se produce o se va a producir una ruptura de pareja y en otros conflictos familiares.

En los procedimientos de mediación familiar intervienen profesionales cualificados, neutrales e imparciales, que procuran crear entre las personas en conflicto un marco de comunicación que les ayude a gestionar su ruptura. Estos profesionales sirven de guía en el procedimiento, ofreciendo a la familia la oportunidad de alcanzar un acuerdo, facilitando la comprensión de las emociones inherentes a los conflictos, intereses y necesidades de todas las personas implicadas.