Página de inicio; Junta de Castilla y León

Estaciones de Servicio

1. Las Estaciones de Servicio


1.1 ¿Qué es una Estación de Servicio?

Gráfico 1
Es una instalación destinada a la venta al público de gasolinas, gasóleos y lubricantes, en la que se distribuyen tres o más productos diferentes de gasolinas y gasóleos de automoción y cuya instalación debe disponer de los aparatos necesarios para el suministro de agua y aire. Cuando la instalación vende menos de 3 productos diferentes de gasolinas y gasóleos de automoción, se denomina Unidad de Suministro.




Las estaciones de servicio pueden ofrecer otros servicios destinados a los usuarios: tienda, lavado de coches, foso de aceite, etc.

1.2 ¿Qué productos se comercializan en una Estación de Servicio?

Los productos que se venden son las gasolinas y los gasóleos. Sus propiedades combustibles representan el principal riesgo de una estación de servicio.

Son productos derivados de la destilación del petróleo y están formados por hidrocarburos, que en el caso de las gasolinas, son más volátiles. Los aditivos y composición definen los tipos de gasolinas: con plomo o sin plomo, super o normal. (La gasolina super dejará de venderse en enero de 2002.)

2. Identificación de los problemas ambientales

Una estación de servicio en sí misma no es una instalación contaminante, sino que los riesgos de contaminación se derivan de la naturaleza de los productos que se comercializan y almacenan en ella. Sin embargo, el mal estado de las instalaciones de almacenamiento y descuidos en las operaciones de trasiego de combustible, pueden provocar episodios de contaminación.

¿Cuáles son las posibles fuentes de contaminación?

Las instalaciones y equipos
Los productos que se almacenan
Operaciones de trasiego de combustible y otros servicios complementarios

Podemos clasificarlas por su ubicación en:

TipoFuente
Emisión subterráneaTanques enterrados para almacenamiento de combustible
Red de tuberías
Red de drenaie y separador de hidrocarburos
Emisión superficialOperaciones de carga de combustible
Operaciones efectuadas en los servicios auxiliares


AFECCIONES AL MEDIO SEG�?N LAS FUENTES DE EMISI�?N EN LAS ESTACIONES DE SERVICIO

Tipo de fuenteFuenteProblemática asociadaContaminanteMedios afectados
SubterráneaInstalacionesTanquesDerrame de producto debido al mal estado de conservación, por corrosión.HidrocarburosSuelo, agua subterránea agua superficial

Filtración de producto derramado por ausencia de cubeto.

Acumulación de vapores de gasolina debido a filtraciones a través del suelo y las instalacionesVapores de gasolinaAmbiente interior, riesgo de explosión
Red de tuberíasPerdidas de producto debido al mal estado de conservación, por corrosión, antigüedad, obstrucciónHidrocarburosSuelo, agua subterránea agua superficial
Red de drenajePérdidas de producto debido al mal estado de conservación, por corrosión, fisuras, antigüedad.Agua con hidrocarburosSuelo, agua subterránea agua superficial
SuperficialFoso de cambio de aceiteFiltraciones del aceite residual por falta de instalaciones y gestión inadecuada.Aceites lubricantesSuelo, agua subterránea agua superficial
Vertido directo del aceite residual por falta de instalaciones y gestión inadecuada.
Lavado de coches

Filtraciones de efluente por ausencia de red de saneamiento o de conexión a lamisma o ausencia de depuradora.

Agua con hidrocarburos y detergentesSuelo, agua subterránea agua superficial
Vertido directo del efluente procedente del túnel de lavado.
OperacionesCarga de los tanquesDerrame de producto debido a malas prácticas o descuidos.HidrocarburosSuelo, agua subterránea agua superficial

Filtración de producto derramado por ausencia de pavimento adecuado.

Acumulación de vapores en el suelo y las instalaciones.

Vapores de gasolina (COVs)Ambiente interior, riesgo de explosión

Pérdidas por volatilidad.

Vapores de gasolina (COVs)Atmósfera
Repostaje de vehículosDerrame de producto debido a malas prácticas o descuidos.HidrocarburosSuelo, agua subterránea agua superficial

Filtración de producto derramado por ausencia de pavimento adecuado.

Acumulación de vapores en el suelo y las instalaciones.Vapores de gasolina (COVs)Ambiente interior, riesgo de explosión

Pérdidas por volatilidad.

Vapores de gasolina (COVs)Atmósfera

3. Medidas ambientales a incluir en los proyectos


3.1 Legislación vigente

Existen dos normas básicas a tener en cuenta:

Real Decreto 1523/1999, de 1 de octubre, por el que se modifica el Reglamento de instalaciones petrolíferas, aprobado por el R.D. 2085/1994, de 20 de octubre, y las instrucciones técnicas complementarias MI-IP04 aprobada por el R.D. 2201 / 1995, de 28 de diciembre.

Real Decreto 2102/ 1996 sobre control de emisiones de compuestos orgánicos volátiles (COVs) resultantes del almacenamiento y distribución de gasolina desde las terminales alas estaciones de servicio.

3.2 Medidas de minimización de riesgos

Las estaciones de servicio tienen instalaciones que almacenan, conducen y suministran el combustible, así como una serie de operaciones de trasiego del mismo. Todas estas acciones han de seguir unas determinadas pautas para evitar cualquier riesgo en su manipulación o almacenamiento.

Enterrado de los tanques de almacenamiento
placa metalica

placa metálica


Para cualquier depósito destinado al almacenamiento de combustible, el fabricante debe emitir un certificado de fabricación en el que se justifique el cumplimiento de las pruebas y exámenes definidos en la norma de fabricación correspondiente.

Todos los depósitos deben llevar adherida una placa metálica con sus características. Esta se ubica en la parte de la virola junto a la boca de hombre de forma que quede visible una vez instalado.

Los tanques deberán ser enterrados en cualquiera de los supuestos siguientes:

Cuando se almacenen productos de clase B.
Cuando se almacenen productos de dos o más clases y uno sea de clase B.
Cuando las instalaciones suministren a vehículos que no sean propiedad del titular de la instalación o se produzca un cambio del depositario del producto.

Los tanques de nueva implantación se instalarán de acuerdo ala norma UNE-EN 976-2 (Tanques enterrados de plástico reforzados con fibra de vidrio -PRFU-. Tanques cilíndricos horizontales para el almacenamiento sin presión de carburantes petrolíferos líquidos) y el Informe UNE 109502 (Instalación de tanques de acero enterrados para almacenamiento de carburantes y combustibles líquidos. Los tanques se podrán construir de chapa de acero, polietileno de alta densidad, plástico reforzado con fibra de vidrio u otros materiales siempre que se garantice la estanqueidad.

Gráfico 2

tanques enterrados

Todos los tanques enterrados se instalarán con sistema de detección de fugas, tal como cubeto con tubo buzo, doble pared con detección de tugas, u otro sistema debidamente autorizado por el órgano competente de la correspondiente Comunidad Autónoma.
Se prohíbe el almacenamiento de productos de clase B y C en el interior de edificaciones, excepto si está integrado en un proceso de fabricación o montaje de vehículos.
Respecto a la distancia a edificaciones de los tanques de almacenamiento: La carga de los edificios no se transmitirá al recipiente o tanque. La distancia desde cualquier parte del tanque a los límites de la propiedad no será inferior a 0.5 metros.


Instalación de la red de tuberías

No se instalarán en el interior de edificaciones tuberías que vayan a contener productos de clase B, excepto si el almacenamiento está integrado dentro de un proceso de fabricación. Para su instalación se deberán seguir las instrucciones de montaje del fabricante de las tuberías y accesorios. Cualquier tubería deberá tener una pendiente continua de al menos el l °/ para que no se formen retenciones.

Para el enterramiento de las tuberías: se colocarán sobre una cama de material granulado exento de aristas o elementos agresivos, de 10 centímetros de espesor, protegiéndose con el mismo material mediante un grosor de 20 centímetros.

Realización de conexiones

Se distinguen distintos grupos de conexiones:

Conexiones para llenado: son dos acoplamientos rápidos, compatibles con la manguera del camión cisterna y las bocas de carga. Estarán fabricadas con materiales que no produzcan chispas al chocar con otros materiales y dispondrán de un sistema de cierre hermético ala desconexión de la manguera de descarga.

Tubería de ventilación: cada depósito dispone de una tubería de ventilación por la que se expulsan vapores que son inflamables. Por ello, su ubicación no debe permitir el contacto con una fuente capaz de provocar inflamación o penetrar en los locales vecinos. Tienen una altura mínima de 3.5 metros, y disponen de una rejilla apagallamas.

Tubería de aspiración: está provista de una válvula de retención y el punto más bajo de aspiración estará al menos a 15 centímetros por encima del fondo del depósito.

Estaciones de Servicio

Conectores flexibles: se usan como conexión entre tuberías, tubería y aparato surtidor o tubladura del depósito. Deben cumplir las garantías de calidad según norma y ser fácilmente inspeccionables.

Instalación de aparatos surtidores

Los surtidores son aquellos aparatos diseñados para abastecer de carburantes o combustibles líquidos a tanques de vehículos a motor. Deberán ser automáticos, de chorro continuo, con sistema de bombeo propio o externo, y llevarán asociado un medidor de volumen y computador electrónico o mecánico.

Los aparatos se instalarán al aire libre, aunque pueden estar cubiertos por un voladizo. Deberán disponer de anclajes para ser fijados ala estructura de la construcción donde se sitúen.

Los aparatos surtidores llevarán incorporado como mínimo los siguientes dispositivos de seguridad:

Sistema de puesta a cero en el computador.
Dispositivo de disparo en el boquerel cuando el nivel es alto en el tanque del vehículo del usuario.

Dispositivo de corte del suministro.
Puesta a tierra de todos los componentes.
Dispositivo antirrotura del boquerel.

Diseño de la red de drenaje

Las redes de drenaje se diseñarán para proporcionar una adecuada evacuación de las aguas fecales, aguas de lluvia y vertidos accidentales de hidrocarburos. El tamaño mínimo de las tuberías subterráneas será de 100 mm y la entrada de los líquidos ala red será mediante sumideros can sifón.

La red de fecales se conectará al saneamiento municipal, asegurándose en todo caso mediante tratamiento un vertido no contaminante.

Las redes de drenaje permitirán separar por un lado las aguas contaminadas por hidrocarburos, o susceptibles de serlo, que se depurarán mediante separador y las aguas no contaminadas. Los sumideros en los que pueda existir contaminación deben impedir la salida o acumulación de gases y serán inalterables, resistentes e impermeables a los hidrocarburos.

Pavimentación de la superficie

El pavimento de la zona de repostamiento deberá ser impermeable y resistente a los hidrocarburos. Las juntas deberán ser selladas con materiales impermeables, resistentes e inalterables a los hidrocarburos.

Llenado de depósitos de almacenamiento

En las labores de llenado de los depósitos de almacenamiento de hidrocarburos pueden ocurrir pequeños derrames, para evitarlos, las conexiones de llenado se instalarán en el interior de arquetas estancas, donde se pueden recoger. A todos los tanques se les acoplarán dispositivos para evitar un rebose por llenado excesivo.

imagen 3

depósitos de almacenamiento


Recuperación de vapores de gasolina en operaciones de carga de depósitos

Consiste en recoger los vapores de gasolina que se crean durante la carga de la mismo en los depósitos enterrados y mediante conducción estanca se transfieren al camión cisterna. De esta manera se evita la pérdida de gasolina por evaporación.

Es conveniente que la tubería de recuperación de vapores disponga en el interior del tanque de una válvula flotador para no aspirar gasolina.





3.3 Medidas complementarias recomendadas

Son medidas no obligatorias que contribuyen a minimizar los riesgos ambientales.

Recuperación de vapores de gasolina en operaciones de carga de vehículos

Durante el llenado de depósitos de vehículos de usuarios se desprenden COVs que pueden ser recuperados mediante tuberías enterradas que conectan el surtidor con el depósito de almacén de hidrocarburos. De esta manera no se pierde gasolina y se evita contaminar el ambiente interior de la estación de servicio. De momento no existen plazos para la instalación de estos sistemas.

Bombas de aspiración

Para el bombeo de combustible desde el depósito al surtidor es preferible el sistema de aspiración mediante vacío ya que la aspiración comienza sólo cuando se levanta la manga y al finalizar el reportaje del vehículo queda un volumen residual en las conducciones. En caso de fuga solamente será éste el volumen evacuado. Por el contrario, en un bombeo a presión la presencia de combustible es constante por lo que en caso de fuga ésta sería un derrame continuo. En este caso se recomienda la instalación de tuberías de doble pared.

Sondeos de control de aguas

Es recomendable la instalación de un sondeo aguas abajo de la estación de servicio sirviendo de control para detectar la presencia de combustible y por tanto de fugas.

Lavado de coches

Muchas estaciones de servicio disponen de túnel de lavado. Los problemas ambientales que pueden generar se derivan del consumo de agua y los efluentes del lavado.

Se recomienda tener una red de drenaje especial para el túnel de lavado y proceder al recirculado del agua. En este circuito es conveniente disponer de un separador de hidrocarburos.

4. Medidas correctoras en las Estaciones de Servicio existentes

La antigüedad de las instalaciones unida, en muchos casos, a la falta de un mantenimiento adecuado de las mismas, determina que en su conjunto las antiguas estaciones de servicio presenten un mayor riesgo potencial de contaminación.

La normativa técnica para Estaciones de Servicio (R.D. 1523/1999) y la normativa sobre control de emisiones de COVs (R.D. 2102/1996) establece medidas que afectan a las Estaciones de Servicio existentes en los siguientes casos:

4.1 Modificaciones o reformas en instalaciones o equipos

Es el caso en que la modificación o reforma afecte alas instalaciones o equipos que se contemplan en la legislación vigente ésta debe cumplir con los requisitos que se especifican.

4.2 Revisiones y pruebas periódicas en instalaciones enterradas

La entrada en vigor de la Instrucción Técnica Complementaria (ITC) establece la periodicidad de las pruebas de los nuevos tanques o de aquellos instalados que ya han efectuado la correspondiente prueba de estanqueidad

Tipo de tanquePeriodicidadObservaciones
Tanques de doble pared con detección automática de fugasNo es preciso la realización de pruebas periódicas de estanqueidad.En caso de detección de fuga se procederá a la reparación o sustitución del tanque.
Tanques enterrados con cubeto estanco en tubo buzoNo es preciso la realización de pruebas periódicas de estanqueidad.Se comprobará al menos semanalmente la ausencia de producto en el tubo buzo. En caso de detección de una fuga se procederá
Otros tanquesAnualmente con producto en el tanque, y cada cinco años en tanque vacío, limpio y desgasificado.En los de prueba se podrá hacer con la instalación funcionando. En la de cada cinco años se deberá hacer un examen visual de la superficie interior y medición de espesores en tanques metálicos no revestidos.


La primera prueba de estanqueidad se realizará a los diez años de la instalación ó reparación de cualquiera de las instalaciones enterradas: el sistema para realizar la prueba de estanqueidad ha de garantizar la detección de una fuga de 100 ml/h y tiene que estar evaluado por el procedimiento indicado en el informe UNE 53.968.

El laboratorio de ensayo que realiza la evaluación ha de estar acreditado de acuerdo con el R.D. 2200/1995 y en todo caso estas pruebas serán certificadas por un organismo de control autorizado.

Si las instalaciones tienen otro sistema de detección de fugas distinto, el servicio competente en materia de industria de la Comunidad Autónoma.

4.3 Pruebas periódicas en tuberías

Las tuberías deberán ser sometidas cada cinco años a una prueba de estanqueidad. Con las mismas características que las instalaciones enterradas.

4.4 Reparación o sustitución de tanques instalados


Cuando un depósito es sustituido o reparado, antes de la puesta en servicio se procede a realizar la prueba de estanqueidad.

Si se ha optado por sustituirlo, es obligatorio el cumplimiento de la normativa vigente en cuanto a equipamiento y ubicación, distancias a edificios y enterramientos.

imagen 4


4.5 Pruebas periódicas en aparatos surtidores

Los surtidores suministran y miden la cantidad de combustible que se comercializa. Anualmente deben ser revisados para comprobar que la medición es correcta y está dentro de los límites legales. Esta comprobación la realizan entidades autorizadas por la Dirección General de Industria, Energía y Minas, bajo la supervisión de los Servicios Territoriales competentes de la junta de Castilla y León.

Si se produjeran fugas se seguiría el mismo procedimiento que en el caso de los tanques.

4.6 Recuperación de vapores en operaciones de carga en depósitos

Este tipo de instalación para la recuperación de los vapores de gasolina se establece en la normativa de control de emisiones de COVs. Para las estaciones de servicio anteriores a agosto de 1996, se especifican los siguientes plazos:

AñoCaracterísticas Estaciones de servicio
2000Salidas superiores a 1000 m3/año.
2002Estaciones de servicio situadas en zonas de vivienda o zonas de trabajo con carácter permanente
A partir de 2005El resto de Estaciones de Servicio.


Las estaciones de servicio con salidas inferiores a 500 m3/año, que estén situadas en lugares donde la emisión de vapores de gasolina no supongan una incidencia ambiental significativa, pueden ser eximidas de cumplir con estos requisitos por el órgano competente de la Administración.

5. Buenas prácticas de operación y mantenimiento

Un adecuado mantenimiento de los equipos e instalaciones y la observación de unas determinadas pautas de actuación en las operaciones, conseguirán reducir al mínimo los riesgos ambientales.

Resulta imprescindible la formación y toma de conciencia por parte del personal para llevar a cabo con éxito esta labor.

5.1 Carga en tanques

OperaciónBuenas Prácticas
Durante la carga-Cerrar el conducto de medición de combustible.
-Si existe una manguera de recuperación de COVs, debe estar conectada para evitar le pérdida de producto.
-Conexión de las pinzas de tomas de tierra
Finalización de la operaciónSupervisar si existen pérdidas de producto.


5.2 Mantenimiento de equipos adicionales

  • Diariamente
    Revisar arquetas de registro. Evitar la presencia de agua y suciedad y comprobar que el registro está cerrado.
    Revisar las tuberías de ventilación de los depósitos: comprobar la ausencia de deformaciones que impidan la salida de vapores y limpiar la malla apaga fuegos.


5.3 Repostaje de vehículos

  • Anualmente
    Realizar las inspecciones de los aparatos surtidores para comprobar que la tolerancia del error se ajusta a la norma.
  • Semanalmente
    Comprobar el interior de los aparatos surtidores para detectar posibles fugas y la exactitud en la medida
  • Diariamente
    Comprobar los boquereles de la goma del surtidor para que no goteen



5.4 Almacenamiento de combustible

OPERACIONESCUANDOBUENAS PRÁCTICAS
Mantenimiento del tanquePlazos establecidos por la normativa
Pruebas periódicas
Es conveniente la instalación con equipos de alarma que detecten las fugas.
Semanalmente
Revisar las juntas de las tapas para impedir la entrada de agua al tanque
En caso de detectar agua en el tanque con la virilla impregnada de pasta "busca aguas", extraerlo. Se evita así la corrosión del tanque y la contaminación del combustible.
Conciliación de stockDiario si es posible
Medición mediante varilla calibrada ( de aluminio para no producir chispa) o medidor electrónico. La diferencia entre el combustible medido y el volumen de entrada debe coincidir con el vendido, si no se ha producido una fuga.
Detección de fugasSemanalmente
Pruebas de estanqueidad
Control de buzo para tanques situados en cubeto con tubo buzo.
Control en los plazos existentes. Si hay sospecha de fugas, el control se hará con mayor frecuencia.


Imagen 5

Almacenamiento de combustible


5.5 Gestión de residuos

  • Residuos peligrosos
  • La estación de Servicio debe inscribirse en el Registro de Pequeños Productores de Residuos Tóxicos y Peligrosos de Castilla y León.
  • Recoger separadamente los residuos de combustibles y de aceites en recipientes cerrados
  • Almacenarlos separadamente en locales bien ventilados hasta su retirada por un gestor autorizado
  • Revisión y archivo de documentación sobre la gestión de Residuos Peligrosos


  • Residuos urbanos
  • Corresponden a los servicios auxiliares y son asimilables a urbanos. Se retirarán con frecuencia suficiente, almacenándose en recipientes con .tapa


5.6 Gestión de vertidos
  • Semanalmente
  • En el caso de haber líneas diferentes en la red de drenaje, comprobar que la separación funciona correctamente, examinando las arquetas de recogida de aguas y el sifón de salida de gases comprobando que no se encuentra taponado
  • En caso de lluvias se hará de forma diaria.
  • Limpiar las arquetas de recogida de agua de arenas.
  • Sustituir las rejillas en mal estado.
  • Examinar el separador de hidrocarburos. La extracción se realizará a través de empresas especializadas


Cualquier vertido debe cumplir con la legislación vigente municipal) efectuándose los controles periódicos establecidos para su comprobación.


6. Previsión de actuaciones en caso de emergencia


El objetivo de un Plan de emergencia es minimizar los efectos que pudieran derivarse de un episodio de contaminación.

La rapidez en la respuesta puede determinar el alcance de los efectos en el medio, por lo que es necesario que sea conocida la existencia del Plan por el personal de la estación de servicio.

6.1 Medidas de actuación inmediatas

Son las primeras medidas cuando se produce un derrame, fuga y/o escape:

Lo primero es aislar la zona, evacuando los vehículos estacionados para reducir el riesgo por explosión e impedir el acceso ala zona de personas y vehículos.

Se determina la fuente que ha ocasionado la emisión y la magnitud del acontecimiento: tipo de producto y una estimación de la cantidad.

Paralelamente se toman medidas para evitar una mayor emisión de producto como el cierre de válvulas y parada de bombas, y se da aviso alas autoridades locales y servicios auxiliares si fuera necesario.

En el caso de que el derrame sea superficial, se recogerá tan rápido como sea posible y se almacenará adecuadamente para su posterior gestión.

Los mecanismos a utilizar dependen del volumen derramado, utilizándose materiales absorbentes en el caso de ser de reducidas dimensiones o mediante bombeo si el derrame es mayor. En esta situación se corta el suministro de energía eléctrica.

En cualquier caso no se utilizará agua para eliminar el derrame

derrame

derrame


Es necesario asegurarse que el vertido no alcance las arquetas de registro ya que se pueden acumular vapores, aumentando el riesgo de explosión, por ello es conveniente realizar una comprobación y proceder a su apertura.

En el caso de un derrame subterráneo, uno de los riesgos que hay que evitar son las explosiones. Para ello se realizan medidas de explosividad. Si éstas indican peligro se abrirán las arquetas y se rociarán con agua. Estas mediaciones continuarán de forma periódica para evaluar la evolución junto con las investigaciones que sean oportunas.

6.2 Actuaciones posteriores

Se trata de averiguar la magnitud del suceso y si realmente hay un problema de contaminación causado por la estación de servicio.

Una vez definido el problema cualitativa y cuantitativamente, hay que realizar un estudio que indique las afecciones que el medio circundante puede sufrir y de esta forma tomar las decisiones oportunas para recuperar los elementos del medio que han sido alterados.

Para observar la evolución en la recuperación del estado inicial del medio se realizará un proceso de control y seguimiento, tanto en la fase de recuperación como posteriormente, que permitirá evaluar la efectividad de las medidas adoptadas.

7. Anexos

7.1 legislación

Legislación especifica para Estaciones de Servicio


  • Real Decreto 1523/ 1999, de 1 de octubre, por el que se modifica el Reglamento de instalaciones petrolíferas, aprobado por el R.D. 2085/1994, de 20 de octubre, y las instrucciones técnicas complementarias MI-IP04 aprobada por el R.D. 2201 / 1995, de 28 de diciembre.
  • Ley 34/ 1998, de 7 de octubre, del sector de hidrocarburos.

Normativa nacional

  • Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos
  • Real Decreto 952/1997, de 20 de junio, por el que se modifica el Reglamento para la ejecución de la ley 20/ 1986, de 14 de mayo Básica de Residuos Tóxicos y Peligrosos, aprobado mediante Real Decreto 833/1988, de 20 de julio.
  • Real Decreto 833/1988, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento para la ejecución de la ley 20/ 1986, Básica de Residuos Tóxicos y Peligrosos.
  • Real Decreto 484/ 1995, de 7 de abril, sobre medidas de regularización y control de vertidos.
  • Real Decreto 849/ 1986, de 1 1 de abril, por Dominio Público Hidráulico.
  • Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas de 30 de noviembre de 1961 .
  • Real Decreto 2102/1996, de 20 de septiembre, sobre el control de emisiones de compuestos orgánicos volátiles (COV) resultantes del almacenamiento y distribución de gasolina desde las terminales alas estaciones de servicio.
  • Real Decreto 833/1975 de 6 de febrero, por el que se desarrolla la ley 38/1972, de 22 de diciembre de protección de ambiente atmosférico.
  • Ley de 38/1972, de diciembre de Protección de Medio Ambiente Atmosférico.
  • Ley 29/ 1985, de 2 de agosto, de Aguas.


Normativa de Castilla y león


  • Ley 5/ 1993, de 21 de octubre, de Actividades Clasificadas.
  • Decreto 159/1994, de 14 de julio, por el que se aprueba el Reglamento para la aplicación de la Ley de Actividades Clasificadas.
  • Decreto 180/1994, de 4 de agosto de creación del Registro de Pequeños Productores de Residuos Tóxicos y Peligrosos (Consejería de Medio Ambiente.
  • Orden de 19 de mayo de 1997, de la Consejería de Medio Ambiente por la que se regulan los documentos de control y seguimiento a emplear en la recogida de residuos tóxicos y peligrosos procedentes de pequeños productores.


7.2 Apoyo financiero y de asesoramiento

La regulación de las deducciones fiscales se recogen en el Real Decreto 1594/ 1997 de 17 de octubre OBOE 256 de 29 de octubre de 1997) por el que se regula la deducción por inversiones destinadas ala protección del medio ambiente y las deducciones están dirigidas a aquellas inversiones destinadas a garantizar la protección ambiental.

Subvenciones

A nivel autonómico
Programa de apoyo medio ambiental para empresas 2000-2003:

  • Ayudas a empresas que lleven a cabo inversiones encaminadas a la mejora y recuperación de la calidad ambiental o que realicen una auditoría ambiental en sus centros o factorías.
  • Ventajas en materia fiscal para aquellas empresas que realicen inversiones en sus instalaciones destinadas ala protección del medio ambiente.
  • Apoyo alas Pymes en la gestión ambiental ,aportando apoyo y asesoramiento en materia de protección ambiental.

A nivel estatal

Iniciativa ATYCA. Promoción de la innovación tecnológica, el diseño, la calidad y la seguridad industrial. Ministerio de Industria y Energía.

7.3 Gestores Autorizados en Castilla y León

(Ver Gestores Autorizados)