Logotipo del portal corporativo de la Junta de Castilla y León; Ir a página principal

21 de marzo "Día del árbol"

 

En Castilla y León, como viene siendo habitual cada año en la fecha del 21 de marzo, se conmemora el DÍA DEL ÁRBOL. Una oportunidad para tomar conciencia sobre el valor del árbol y los bosques que conforma, con el fin de admirar su belleza y reflexionar sobre lo que nos aportan los árboles y su importancia en nuestras vidas.

Desde esta página de educación ambiental se ofrece un conjunto de recursos educativos que pueden servir de apoyo a colegios, asociaciones y grupos juveniles en su programación de actividades del “día del árbol”.

¿Cómo puedes celebrar el DÍA DEL ÁRBOL?

Siembra árboles… 

10 razones para sembrar árboles: 

  1. Los árboles limpian el ambiente. El oxígeno que respiramos lo producen los árboles. A través de la fotosíntesis que realizan las hojas, el árbol atrapa el CO2 de la atmósfera y lo convierte en oxígeno puro, enriqueciendo y limpiando el aire que respiramos. Se estima que una hectárea con árboles sanos y vigorosos produce suficiente oxígeno para 40 habitantes de la ciudad. Un bosque de una hectárea consume en un año todo el CO2 que genera la combustión de un coche en ese mismo período. En este proceso las hojas también absorben otros contaminantes del aire como el ozono, monóxido de carbono y dióxido de sulfuro, y liberan oxígeno.  
  2. Los bosques regulan el clima. A nivel global los bosques reducen el calentamiento de la atmósfera y regulan el clima de la tierra. En las ciudades por ejemplo, en las zonas donde hay poca presencia de árboles se aprecia una elevación de la temperatura y evaporación del suelo, por eso las temperaturas en algunas calles céntricas de la ciudad en primavera y verano pueden ser hasta 3ºC más altas de promedio con respecto a las que se pueden apreciar en los parques y arboledas de la misma ciudad.
  3. Los bosques generan biodiversidad. Los bosques forman las comunidades vivas más diversas de la tierra, porque dan refugio, protección y alimento a multitud de especies. Muchas especies de árboles han coevolucionado con insectos y aves polinizadoras, dispersoras de frutos y semillas y con otros microorganismos del suelo, como la micorriza, con quien algunas especies viven en simbiosis permanente. Los bosques ofrecen nichos diversos a la fauna, lo que favorece la aparición de nuevas especies animales y vegetales, aumentando la biodiversidad del planeta.
  4. Los árboles nos dan sus frutos. Castañas, nueces, piñones, almendras… ¿os imagináis saborear unas ricas cerezas o una sabrosa manzana recién cortada del árbol?
  5. El árbol amortigua la lluvia. La copa de un árbol es flexible y está diseñada para atrapar la lluvia, de manera que el agua se desliza a través de las hojas, ramas y el tronco hasta llegar al suelo. Así se amortigua el impacto de la lluvia sobre el suelo, y se contribuye también a mantener limpios los ríos, pues se reduce la contaminación producida por la erosión de los terrenos.
  6. El árbol filtra los vientos. Su copa está diseñada para que el aire pase a través de las hojas, filtrando los polvos, cenizas, humos, esporas, polen y demás impurezas que arrastra el viento. Sus cortezas rugosas también atrapan esas partículas.
  7. Los árboles reducen la contaminación sonora. El tejido vegetal amortigua el impacto de las ondas sonoras, reduciendo los niveles de ruidos en calles, parques y zonas industriales. Plantados en línea o en grupos, las cortinas de árboles constituyen pantallas sonoras que abaten el ruido desde 6 a 10 decibelios.
  8. El árbol da sombra. Protegiendo la fauna, la flora inferior y al hombre, del efecto dañino del impacto directo de los rayos solares.
  9. Los bosques nos proporcionan madera y biocombustible. La madera se utiliza para múltiples aplicaciones: muebles, utensilios, pasta de papel… Por otro lado, los residuos leñosos procedentes de las limpiezas forestales e industrias madereras son triturados y transformados en pelets o briquetas que son combustibles de un alto poder calorífico.
  10. Los árboles mejoran la calidad de nuestra vida. Queremos tener árboles a nuestro alrededor porque nos hacen la vida más agradable. La mayoría de nosotros respondemos a la presencia de árboles no sólo admirando su belleza. En una arboleda nos sentimos serenos, descansados y tranquilos; nos sentimos como en casa. 


Realiza alguna actividad educativa

Desde este rincón virtual de educación ambiental, queremos invitaros a sumergiros en el bosque, poniendo a vuestro alcance unos recursos educativos que ayuden a grandes y pequeños a abrir sus sentidos al bosque y dejar que él se encargue de enseñarnos todo lo que se puede aprender.

  Descarga del documento tipoPDF. Abre una nueva ventana  Caja de herramientas de Educacion Ambiental - Bosques (429 kbytes)


Toma nota de datos básicos de nuestros bosques…

Descarga del documento tipoPDF. Abre una nueva ventana  Los Bosques en Castilla y León (7134 kbytes)

Descarga del documento tipoPDF. Abre una nueva ventana  Gestión forestal sostenible (10428 kbytes)

 
Sabías que…

  • Suecia fue el primer país del mundo en instituir un día del año como "Día del árbol". Esto ocurrió en 1840, cuando los ciudadanos ya teniendo amplia conciencia de lo importante que era el recurso forestal para el país, vieron la necesitad de introducir a los niños desde temprana edad, en el conocimiento y la práctica de una tarea a largo plazo. 
  • El “Día del Árbol” que en España se conmemora con carácter anual desde el año 1972, tiene sus antecedentes. La primera vez que en nuestro país se realizó una celebración tan singular fue en 1898, entonces se llamó La Fiesta del Árbol, tuvo lugar en Barcelona y fue organizada por la denominada asociación de Amigos de la Fiesta del Árbol.
  • El Congreso Forestal Mundial celebrado en Roma en el año 1969 adoptó el 28 de junio como fecha para celebrar el Día Mundial del Árbol, pero a menudo, la celebración del Día del Árbol -sin el apelativo ‘mundial’- se desarrolla en otras fechas a lo largo del año. Y es que los gobiernos nacionales, regionales o locales han acabado por establecer oficialmente otras fechas, más adecuadas para realizar las plantaciones de árboles en periodos más favorables y con coincidencia de actividad escolar, buscando la implicación de los más jóvenes en esta celebración. En Castilla y León se hace coincidir con el 21 de marzo, declarado oficialmente como Día Forestal o Día del Árbol y coincidiendo con la entrada de la primavera en el hemisferio norte.
     

  Carteles conmemorativos 2003 - 2011