Logotipo del portal corporativo de la Junta de Castilla y León; Ir a página principal

Realidad Virtual en el Camino de Santiago

Burgos acogió durante el pasado verano un recorrido virtual resaltando los principales hitos desde Redecilla hasta el Arco de Santamaría

 

Cartel La realidad virtual en el Camino de Santiago

Promovida por la Junta de Castilla y León a través de la Consejería de Fomento, esta exposición constituyó una auténtica primicia mundial, ya que, nunca antes se habían llevado a cabo recreaciones de monumentos en realidad virtual con tan alto grado de realismo ni se habían empleado métodos expositivos tan innovadores.

La iniciativa liderada por la Dirección General de Telecomunicaciones y ejecutada por Artehistoria trataba de acercar a los burgaleses a su historia y a su patrimonio mediante un amplio despliegue que les abría las puertas a las más avanzadas técnicas audiovisuales.
En esta singular muestra fueron expuestas una serie de reportajes e imágenes, en alta definición digital y visión estereoscópica, de paisajes y monumentos del Camino de Santiago a su paso por tierras burgalesas.

Cuántas veces hemos visitado ciudades en otros países o regiones y hemos hecho cola para acceder al interior de sus monumentos, sin embargo suele ser lo más cercano, lo que más nos atañe, aquello que menos despierta nuestro interés. Por ello, esta exposición animaba a ciudadanos y visitantes de la ciudad de Burgos a acceder al interior de uno los iconos más imponentes y sobrecogedores del Arte universal: la Catedral de Burgos.

Viaje virtual al futuro a través del pasado

La exposición era un viaje virtual al futuro a través del pasado o más bien de nuestra historia, del legado de nuestros antepasados. Invitaba a experimentar el "gran sueño del Hombre", volar sobre las agujas y los contrafuertes, sobre los claustros y las espadañas, emocionarse con las cosas de siempre desde una perspectiva nueva y diferente.

Proyectores tridimensionales estereoscópicos, pantallas de niebla de vapor de agua, cristales con proyecciones interactivas, láminas con imágenes anaglíficas, gafas obturadas...; resultan, para casi todos, conceptos prácticamente ininteligibles como lo eran hace unos años Internet, la televisión digital o la telefonía móvil; sin embargo tanto unos como otros, inevitablemente, van ocupando su espacio en nuestras vidas hasta hacerse prácticamente  imprescindibles.

En la exposición se exponían carteles con imágenes estereoscópicas para ver con gafas anaglíficas rojo-cian de la Pila bautismal de Redecilla del Camino, de la Plaza de Belorado, Ermita de Tosantos, Ermita de Nuestra Señora de Oca, Monasterio de San Juan de Ortega, Monasterio de San Pedro de Cardeña y de la Catedral de Burgos. La exposición continuaba con un video con imagen real de un peregrino que daba la bienvenida e invitaba a continuar el recorrido. Se atravesaba una pantalla de niebla y se accedía a un cubo gigante con capacidad para más de 12 personas donde se proyectaba un vídeo con los monumentos del Camino de Santiago recreados en 3D y estereoscopía con gafas obturadas nVidia. Además, la exposición contaba con dos pantallas transparentes no táctiles donde se emitían vídeos con imágenes de modelos 3D sin locución en pantalla de estereoscopía y otro vídeo con imágenes de pase de diapositivas.

También se podía interaccionar con una aplicación del exterior de la Catedral de Burgos sobre pantalla de cristal táctil, no estereoscópica así como una visita del exterior de San Juan de Ortega con las mismas características que la de la Catedral.  Por último se proyectaba un vídeo con el recorrido del Camino de Redecilla a Burgos con fotografías estereoscópicas con gafas polarizadas.