Tributos de Castilla y León
Junta de Castilla y León

Impuesto sobre Hidrocarburos

Objeto:

El consumo de cualquier producto utilizado como carburante (uso en motores) y de cualquier hidrocarburo utilizado como combustible (uso en calefacción).

Obligados:

Son sujetos pasivos los depósitos autorizados como fábricas o depósitos fiscales, los importadores, los destinatarios registrados, receptores autorizados y los reexpedidores.

Plazos:

El período de liquidación es mensual, siendo el plazo de pago de 20 días naturales siguientes a aquel en que finaliza el mes en que se han producido los devengos.

Lugar de presentación:

Debe presentarse una declaración-liquidación por cada una de las Comunidades Autónomas donde se realice el objeto del impuesto, en la oficina gestora de Impuestos Especiales correspondiente al domicilio fiscal del sujeto pasivo. Además, debe presentarse una declaración informativa anual ante la Dirección General de Tributos y Financiación Autonómica, que debe contener las cantidades que el declarante haya vendido de cada uno de los productos incluidos en el ámbito objetivo del impuesto durante el año natural.

El ejercicio de las funciones inherentes a la gestión del mismo, como la recepción de declaraciones, se realiza por la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Modelos:

Para más información puede dirigirse a la página Web de la Agencia Estatal de Administración Tributaria  

Normativa autonómica

El tipo de gravamen aplicable al impuesto es la suma del tipo estatal, que está formado por la suma de un tipo general y otro especial, y el tipo autonómico. El tipo impositivo autonómico a aplicar será el que corresponda a la Comunidad Autónoma en cuyo territorio se produzca el consumo final de los productos gravados. En Castilla y León, la normativa autonómica ha establecido el siguiente tipo de gravamen autonómico del impuesto:

  • Gasolinas: 4,8 céntimos de euro por litro.
  • Gasóleo de uso general: 4,8 céntimos de euro por litro.
  • Fuelóleo: 0,2 céntimos de euro por kilogramo.
  • Queroseno de uso general: 4,8 céntimos de euro por litro.

También la normativa autonómica establece la devolución de la totalidad del gravamen autonómico al gasóleo profesional a un tipo de 4,8 céntimos de euro por litro.

Tienen derecho a la devolución los propietarios de los siguientes tipos de vehículos:

  • Vehículos de motor y conjuntos de vehículos acoplados destinados exclusivamente al transporte de mercancías por carretera, por cuenta ajena o por cuenta propia, y con peso máximo autorizado igual o superior a 7,5 toneladas.
  • Los vehículos de motor destinados al transporte de pasajeros, regular u ocasional, incluidos en las categorías M2 o M3 de las establecidas en la Directiva 70/156/CEE del Consejo, de 6 de febrero de 1970.
  • Los taxis provistos de las preceptivas autorizaciones y de aparato taxímetro.

Los requisitos generales necesarios para obtener la devolución del gasóleo profesional son los siguientes:

  • Estar inscrito en el censo de beneficiarios, gestionado por la Agencia Estatal de Administración Tributaria.
  • Pagar con tarjeta de gasóleo profesional.